Follow:
Sin categoría

1.1 – Alissa Pandora llega a la ciudad!

22-11-2016_155241-1

Mi nombre es Alissa Pandora, tengo 23 años y soy originaria de la India. Desde que nací, he crecido rodeada de olores y sabores especiales. Mis padres tienen una tienda de especias. La cultura sobre los sabores y las tradiciones e innovaciones en la cocina siempre me ha cautivado, aunque no tuve mucha oportunidad de poder vivir de ello. Apenas llegábamos a fin de mes, éramos una familia muy humilde, trabajábamos muy duro y mi padre seguía sonriendo y enseñándome en sus ratos libres los poderes ocultos de las especias y los sabores. Es por eso que al cumplir mis 23, mis padres me compraron un billete para venir a Mishuno y que pudiera hacerme crítica Gastronómica y tener un futuro mejor. Junto con el billete me pagaron el primer mes en un apartamento en el barrio de las especias y, aquí estoy, disfrutando de las vistas y acoplándome a lo que será mi nuevo estilo de vida. Todo es maravilloso, de no ser porque…

22-11-2016_155344-2

Lo cierto es que olvidaron amueblarla… O quizás no les alcanzó para más… El caso es que ahora mismo estoy viviendo mi sueño, pero sin un simoleón y sin poder cubrir las necesidades más básicas de la fisiología humana. En el periódico encontré un trabajo con una pequeña columna en la última página donde nadie mira, pero me pareció el sitio perfecto por el que empezar. Ya que en mi apartamento sólo hay una terraza increíble decidí orientarme a una biblioteca en la villa de al lado.

22-11-2016_160401-8

La biblioteca era un sitio tranquilo, con gente nueva a la que conocer y con ordenadores donde pude empezar a practicar mi habilidad de escritura. Practiqué con un par de columnas y empecé a escribir un cuento para niños. No estoy precisamente para perder el tiempo. Como no tenía muy claro como venir me trajo mi casero, que además me pagó el autobús. Fue muy amable.

22-11-2016_161055-12

No quiero dar muchos detalles sobre lo precarios que iban a ser mis días a partir de ahora. Sólo quiero deciros que aprovechaba para ir al baño siempre que estuviera cerca de uno, y me lavaba los dientes y las manos en cada ocasión, pensando que eso era lo más cercano a una buena ducha que iba a tener en un tiempo.

22-11-2016_161211-13

En un momento en el que el casero se fue a hacer recados me dediqué a dar una vuelta por la zona y recoger hierbas y especias que encontré. Era increíble que hubiese por ahí brotes de lenguas de dragón creciendo como si nada! También estuve cazando algunos bichos pequeños y buscando minerales para poder tener al menos para un plato caliente. Tenía que aprovechar mientras estaba sola pues no quería que el casero sospechase que no iba a tener para el próximo alquiler.

22-11-2016_161403-142

22-11-2016_161719-20

Al llegar la noche volví a casa y vi un puesto de comida india. Genial! estaba muerta de hambre!. Hablé con la tendera por si conseguía regatear algo el precio pero su respuesta fue tajante: – Si tuviese que rebajar una comida cada vez que un hindú me cuenta un cuento…
Cogí mi comida y me fui a sentar.

22-11-2016_161834-23

La verdad, no os lo voy a negar, había sido un día durillo. De esos en los que ni rebuscando encuentras 100 simoleones en todo el día. En los que no hay palabras de consuelo, sólo un reto inabarcable… Mi cabeza le daba vueltas a todo esto cuando de repente…

22-11-2016_161918-25

Un estallido de sabor entró en mi boca y fue superior! Un picante como hacía muchos años que no sentía, se apoderó de mí y tuve que rugir un intenso fuego para liberarme!. Fue una sensación estupenda e hizo que todo lo malo que había pasado en el día cobrase sentido. No importa lo difícil que fuese, estaba aquí para cumplir mi sueño. Se han hecho muchos sacrificios para que esto pudiera pasar. No iba a derrumbarme el primer día. Ni hablar.

22-11-2016_162204-27

Con este fuego energizante dentro de mí, decidí acercare al karaoke del barrio y colarme para cantar, quería conocer gente y disfrutar de un techo con baños y sofás en los que acurrucarme.

22-11-2016_162329-29

Me di un capricho en mi precaria situación con mi dinero de ranas vendidas en el mercado negro y me pedí una copa. Lo ví como una inversión en mi felicidad y en poder charlar con alguien sin preocuparme demasiado.

22-11-2016_162406-30

Y de repente, esta tía, la tal Elvira Lápida, en fin, una egocéntrica que confunde su copa con la mía y me dice que se la estoy quitando. No entiendo como hay chicas que se creen tan importantes. Se puso muy pesada y me decía todo el rato: – Es que no sabes QUIÉN soy yo? – y yo la decía que me importaba un comino, que yo había pagado por mi copa y punto. Creo que ya tengo alguien a quien evitar…

22-11-2016_162536-32

Al final me quedé en el karaoke todo lo que pude y cuando encontré una sala vacía me atrincheré y me dormí en el sofá más cómodo en el que he estado nunca (quizá exagero un poco pero en esas condiciones lo era)

Share on
Next Post

You may also like

1 Comment

  • Reply Anónimo 22 Noviembre, 2016 at 6:39 pm
  • Leave a Reply